Gamonal ya ha vencido, no le pidamos más.

El movimiento vecinal del barrio burgalés de Gamonal, tras meses de reuniones, concentraciones y manifestaciones pacíficas contra otro pelotazo urbanístico y la privatización del espacio público, el viernes pasado estallaba en la calle. Enfrentamientos con las fuerzas de orden público y una masiva presencia de vecinos y vecinas cogía por sorpresa a las fuerzas represivas, tanto de Burgos como del Gobierno.

Y es que lo que no esperaban es que el vecindario fuera a levantarse de esa manera ante otro chanchullo entre un alcalde y el empresario sin escrúpulos de turno, con un costo de varios millones de €uros, que bien valdrían para crear escuelas u hospitales, o dejar de recortar en dependencia, por ejemplo, porque parece ser que el problema no es que no haya dinero, sino quién controla dónde va a parar.

Y así, tras 5 días de manifestaciones de varios miles de vecinos muy cabreados en ese barrio y sobre todo, de utilizar otros medios de autodefensa, véase lanzamiento de piedras o destrozo de entidades financieras, y el empoderamiento popular de la conciencia de que el barrio es de quién vive en él y lo sufre día a día, se llegó a la situación en la que el alcalde recula y se da un margen de 15 días para la construcción del Bulevar, seguramente tras haberle tirado de la orejas desde Madrid por haber levantado el ánimo y la moral de un País en ascuas.

Las enseñanzas que han de sacarse de esta lucha, no son otras que con la lucha se avanza, que la lucha y la organización sirven, y son imprescindibles. El debate no debe ser si al final el bulevar se construye o no, al menos para las personas que no nos toca esta problemática de lleno; sino que nos debemos centrar en la victoria que supone para el movimiento popular del Estado.

Las victorias vendrán del empoderamiento de la gente, de un Poder Popular, aún en ciernes, que sea capaz de sumar gentes en defensa de lo que es nuestro, de parar cualquier proyecto que suponga peores condiciones para nuestro pueblo, que suponga cargar más las ya destrozadas espaldas de ese pueblo trabajador al que nadie regala nada; que suponga disputar al Estado la hegemonía de la violencia.

Por ello, el Gamonal ya ha vencido, se construya o no finalmente el Bulevar, la victoria de haberlo parado aunque sea momentáneamente, de haber respondido con fuerza a un nuevo ataque, y de toda la solidaridad activa recibida desde todo el Estado, es nuestra. Tiene que quedar, y quedará, como una victoria en el imaginario colectivo. Ya nunca nos la podrán quitar.

Ahora lo que toca, es exigir la libertad, y absolución, de todas y todos los detenidos. Esa debe ser nuestra prioridad inmediata.

Anuncios

4 comentarios en “Gamonal ya ha vencido, no le pidamos más.

  1. Pingback: Gamonal ya ha vencido, no le pidamos más | LAS MONEDAS DE JUDAS

  2. Personalmente estoy en parcial desacuerdo con el artículo, pero como es la conclusión principal, el desacuerdo parece mayor.
    Comparto al 100% que es un ejemplo de lucha, de lucha obrera y todo un ejercicio de empoderamiento popular, que es necesario, útil e imprescindible. Pero no creo que ya se haya vencido definitivamente. En absoluto. Ni que no importa la construcción o no del bulevar. De nada sirve sacar las uñas si no se usan.
    Es una victoria en tanto que se ha conseguido una paralización temporal, pero ¿para qué? La doctrina del shock en la lucha: Oposición importante a un proyecto, disturbios que aumentan el apoyo opositor, repercusión en los medios obligada por incapacidad para ocultarla y lluvia de críticas desde incluso, sus “compañeros”. Desde todo el Estado Español concentraciones de cientos y miles de personas en lucha apoyando y solidarizandose. Hay dos opciones: o seguir en sus trece y que se haga verdad esa viñeta que ilustra el Estado como miles de cerillas y la de Burgos encendida esperando contagiar al resto, o echar agua a Burgos y evitar cualquier tipo de revuelta popular que siga poniendo en jaque al sistema, por local que sea.
    En 20 días ha dado tiempo suficiente para que el calor de las protestas y la solidaridad se apaguen lo suficiente y finalmente, se construya el bulevar, por la misma empresa, con las mismas condiciones. ¿Qué van a ofrecer, un carril más? No van a abrir las horas que antes abrían los centros cívicos, ni van a dejar de cerrar empresas en la zona abocándolos al paro ni van a reabrir guarderías; motivos por los que los vecinos han salido a la calle y que ellos mismos han denunciado en los medios de comunicación. Esta también es su estrategia, ¿caeremos en sus redes?
    En mi opinión, ese tiempo debe ser usado para seguir recabando apoyos y seguir resistiendo porque no es tiempo de bulevar, como reza el lema de la plataforma que lo impulsa desde el principio, sobre todo, porque existen posibilidades de que prenda la cerilla y porque se ha demostrado que no están solos (ya sabéis “violentos itinerantes”). La no construcción del bulevar será una victoria definitiva; no se abrirán tampoco los centros cívicos ni las guarderías, pero al menos, no saldrán ganando. Se les habrá parado los pies, al menos una vez. Los costes son elevados, sí. Pero, ¿cuándo vamos a estar dispuestos a asumirlos? No se me ocurre mejor ocasión para ir empezando…

    • Gracias por tu comentario Jum!
      Parece que o no me he explicado del todo bien, o no has entendido lo que he querido explicar, creo.
      No quiero decir que haya que echar un jarro de agua fría y dejar de moverse porque esto es una victoria ya. Ni mucho menos.

      Lo que quiero decir, es que lo que ha pasado hasta ahora, es ya en sí mismo una victoria en el terreno de la hegemonía política. En el caso de la realidad concreta del Gamonal, ha sido un cúmulo de circunstancias lo que ha permitido llegar a dónde estamos. Y me refiero a la torpeza del alcalde y a la mala previsión de su ejecutiva.

      Ahora mismo el debate está centrado en el vecindario, que se ha organizado, y mediante manifestaciones primero, y “disturbios” después, se ha conseguido parar la construcción del Bulevar. La violencia popular desatada tras ser desoídas las reivindicaciones de los vecinos, está siendo comprendida y justificada por la mayoría de la población, incluso en los mass media. Y esto supone una grandísima victoria. A esto es a lo que me refiero, la gran victoria del Gamonal es: Meses de manifestaciones pacíficas = Nada; 5 días de “disturbios” = paralización de las obras.

      Y esta es la gran enseñanza que ha de quedar. Que finalmente se construya el bulevar tras llenar el barrio de policía (que lo pueden hacer, se me viene a la cabeza el ejemplo de Kukutza), que tras negociaciones lleguen a un acuerdo, o lo que sea, creo que es algo secundario dentro de la globalidad, pues lo primordial es el salto cualitativo que supone el entendimiento por gran parte de la población de la violencia popular, que cada vez es mucho mayor. Y evitar, a toda costa, que con detenciones como están haciendo consigan criminalizar y darle la vuelta a la tortilla, y que finalmente quedara como una derrota, o una victoria a medias. Y además, con personas en prisión y/o con causas pendientes que a buen seguro les saldrá caro. Por eso digo, que lo primordial ahora mismo debe ser eso, luchar por los y las detenidas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s