Cuba vs EEUU: Un camino de rosas con muchas espinas.

cuba-vs-bloqueo_01Los tiempos cambian y los métodos con ellos. Si durante la segunda mitad del siglo XX los EEUU no dudaban en intervenir militarmente contra cualquier pueblo que se “cruzara” en su camino, desde los años noventa estas intervenciones se vienen maquillando con el abrigo mediático y económico de la coalición internacional. Nuevos tiempos, nuevos métodos.

La expansión imperialista también ha aprendido de la experiencia, y para alcanzar un desarrollo y asentamiento más eficaces allá donde interviene contra pueblos soberanos, cada vez más tiende hacia la desestabilización mediante la combinación de la promoción de grupos opositores, el bombardeo mediático de agitación y propaganda manipulada en contra de los gobiernos a derrocar, la organización de protestas y revueltas con el uso de elementos mercenarios y la financiación, preparación e inserción de grupos armados para la desestabilización y, llegado el caso, derrocamiento de gobiernos. En los últimos años tenemos ejemplos claros de todo esto en Venezuela, Ucrania, la llamada “Primavera Árabe”, las “Revoluciones de Colores”…

Por estos nuevos métodos de lo que se ha dado en llamar guerra de Cuarta Generación, hay que hacer un llamamiento a la cautela a la hora de celebrar la nueva fase de las relaciones entre Cuba y EEUU. Es verdad que puede suponer un avance en la calidad de vida del pueblo cubano en algunas materias, pero se requiere un análisis minucioso sobre las posibles consecuencias de todas y cada una de las medidas a adoptar. El volver a relacionarse con los EEUU no significa ningún camino de rosas para la el proceso revolucionario.

Es necesario alertar sobre las intenciones yanquis en esta nueva fase. ¿Cómo fiarse de que sea un acercamiento sincero, por el bien general y respetuoso con la soberanía cubana? Obama habla de un cambio en la estrategia, no de un cambio en la naturaleza de la relación entre un país capitalista e imperialista y uno socialista. Ese es un punto clave. Después de los cientos de intentos de asesinato a Fidel y de entender (son gente tozuda, les ha costado un poco) que por ahí no se podía, ahora replantean la estrategia contra el “incómodo” vecino caribeño para hacerse con el control de la isla.

Confiemos en que el gobierno cubano ha analizado todas  estas circunstancias. De sobra le avala la experiencia y la capacidad para ello. Confiemos en que tienen presente que en el hecho de fomentar el sector privado en la isla, por ejemplo, cabe perfectamente la traducción a lenguaje imperialista de fomentar un mecanismo para promover el descontento y la inestabilidad en el seno del pueblo mediante el aumento las desigualdades entre beneficiados y no beneficiados. Artimaña digna del mismísimo señor Brzezinski… Confiemos también en que el poder del pueblo, que sigue siendo un pueblo poderoso y organizado, un pueblo con uno de los mayores tesoros para evitar que les venzan, es decir, la cultura, consigue que ningún tipo de “colaboración” (las comillas son necesarias, los EEUU nunca han colaborado con nadie, solo se han aprovechado) en cuestión de medios de comunicación suponga un envenenamiento cultural y mediático del pueblo de Cuba que le haga alejarse un ápice del camino revolucionario.

Confiemos en que se emprende un camino lleno de peligros pero controlados y alegrémonos mucho porque por fin los cinco son libres, porque la lucha de sus familias ha sido recompensada y por todos los comités a nivel mundial que durante su encierro han estado apoyándoles.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s